Etiquetas

, , , ,

¿Es posible convertir una mesa en un acordeón, abrirla como si fuera una lata o hacer estallar una cómoda y que quede suspendida en el aire?

Straight Line Designs es una empresa de diseño de interiores de Vancouver (Canadá) que consigue eso y más. Dirigida por Judson Beaumont, el lema de la compañía es que si puedes imaginarlo, puedes hacerlo. De esta forma, él y su equipo llevan 25 años creando muebles “diferentes”, esculturas y espacios con personalidad propia para domicilios privados, hospitales, aeropuertos e instituciones en Norteamérica y en el extranjero. Los resultados responden a cualquier fantasía digna de “Alicia en el País de las Maravillas”.

“Cuando era joven, solía creer que para diseñar o construir algo tenías que seguir las instrucciones de un libro o una revista -explica Beaumont- lo que hacía que todos los muebles pareciesen estar hechos de la misma manera”. “En mi primera clase de Escultura, en la Escuela de Arte, aprendí lo contrario. Cuando le pregunté a mi profesor qué era lo que debía hacer, su respuesta fue ‘todo lo que tú quieras. No importa que sea una buena o mala idea, lo importante es intentar hacer algo diferente'”.

Esa respuesta le abrió los ojos y Beaumont empezó a diseñar formas minimalistas que al final se transformaron en muebles funcionales. Ahora, lo que más le anima es que la gente le diga: “eso no se puede construir”  o “no le gustará a nadie”. Son las palabras mágicas que impulsan su imaginación. Le encanta que los que vean sus piezas se pregunten cómo ha conseguido hacerlo.

Según Beaumont, una persona debe conocer las normas de cómo se hacen las cosas para después “desafiarlas, cambiarlas, fundirlas, estirarlas y alterarlas para conseguir algo mejor”.

Muchas de sus creaciones han sido donadas a ONGs y asociaciones como Arts Umbrella, Vancouver Art Gallery, BC Guide Dog Services, AIDS Vancouver y BC Children’s Hospital.

Puedes visitar el blog de la empresa en http://straightlinedesigns.wordpress.com/

Anuncios