Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

David BisbalEncender la tele y que la primera imagen que vea sea la de David Bisbal vestido con una camiseta en la que está representado un murciélago relleno de lentejuelas negras, que deduzco que es la silueta de Batman, sé que me va a producir pesadillas en el futuro sí o sí, además de un más que probable aumento de dioptrías.

La verdad es que últimamente los estilismos masculinos dejan mucho que desear. Camino por la calle y no paro de asombrarme de lo horripilantes que van la mayoría de los representantes del sexo fuerte. Y como uno de sus miembros más polémicos, yo también me repito mentalmente: ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?

Y no encuentro respuestas ni sentido a que un hombre hecho y derecho lleve los pantalones remangados sobre los tobillos. Que lo hiciera Jude Law en El talento de Mr. Ripley es una cosa y que lo intente el resto de los mortales es otra. Los experimentos, con gaseosa. ¿Me visto yo con vestidos blancos de falda plisada y aireo mis piernas sobre una boca de metro? No, señores. De momento, me rige esa parte del cerebro y tengo gente que me aprecia que me lo impediría.

Jude Law en "El talento de Mr. Ripley"Jude Law y Matt Damon en El talento de Mr. Ripley

Pero ya que hablamos de pantalones, ¿alguien me explica quién encuentra favorecidas unas piernas masculinas cubiertas por unos pitillo? Si lo vais a intentar ya podéis buscar argumentos contundentes. ¿Y qué tal si todos probamos a llevar prendas de nuestra talla? Sí, sin dejar caer los pantalones de forma que los bolsillos traseros lleguen a las rodillas. Personalmente, si tengo que ver ropa interior masculina prefiero que cubra a David Gandy en alguno de los anuncios por los que le pagan. Esos que aparecen tan bien iluminados, retocados y perfectamente perfectos.

David GandyDavid Gandy y una de sus fotos perfectamente perfectas

Lo de intentar imitar a los famosos no acabo de entenderlo. Sé que la temporada televisiva está empezando y que habrá muchos fichajes todavía por cerrar, pero ¿de verdad los hombres de este país quieren trabajar todos con la Campos en Qué tiempo tan feliz? Desde que Josemi Rodríguez Sieiro y sus pajaritas ya no colaboran con la presentadora, ahora una legión de invitados de bodas, novios y modernos varios se colocan este complemento con chaquetas de lana o americanas. A ver, las pajaritas son para combinar con un smoking. ¿Acaso nadie ha sacado nada en limpio después de tantas entregas de James Bond?

Sean Connery interpretando a James BondSean Connery, impecable en su papel de James Bond

Hablando de complementos. Ocultar la mirada bajo monturas de gafas de pasta gruesas no es la solución, aunque se tenga estrabismo. ¿Tan incómodas resultan las lentes de contacto? Y dentro de este apartado tengo que decir que pocas cosas hay más grimosas que ver pasar a un hombre con un bolso cruzado. Me da exactamente igual que supuestamente esté diseñado para el público masculino. Que los requisen todos, los apilen en una hoguera e iluminen con ellos la próxima noche de San Juan.

Cristiano RonaldoNo comento nada sobre esta imagen porque este señor me denunciaría

Mujeres y hombres somos distintos. Esto es un hecho. Otro hecho es que las prendas brillantes y los escotes deben usarse con moderación. Y siempre en estilismos femeninos. Las camisetas masculinas ajustadas que dejan ver esos pechos depilados e inflados que recuerdan a los de las palomas me producen ansiedad y ganas de invadir Polonia. Y lo peor es que suelen ir combinados con cejas perfiladas y bronceados que eclipsan a cualquier tazón de leche con extra de Cola-Cao. Respecto al empleo de lentejuelas, lamés o pedrería en camisetas, zapatillas o cinturones diseñados para hombres, sólo espero que en un futuro no muy lejano pueda incluirse su diseño y fabricación dentro del Código Penal tipificados como delito, con pena de cárcel.

NeymarUn buen escote necesita resaltarse con complementos

Por último, de momento, ¿quién tuvo la gran idea de que a cualquier hombre le quedaba bien la barba? Trivago ya tiene contratado a un modelo, el resto de aspirantes a ser sus dobles no hace falta. Es un anuncio, no una película de acción. El protagonista no necesita un especialista que le sustituyan en las escenas peligrosas. Me gustan las barbas, pero no aquéllas que pretenden hacerle la competencia a la de Papá Noel. Las mujeres nos gastamos una buena cantidad de dinero en la peluquería. Los barbudos deberían acudir a barberías porque si no el aspecto que ofrecen es de desaliño y falta de higiene total. Y eso da más que grima. Produce en los demás lo que estáis pensando y no creo que nadie quiera eso.

El modelo de Trivago

Señores, arréglense las barbas

Lo que me pregunto, sin hallar respuesta al más puro estilo Mou, es ¿qué necesidad hay de empeorar nuestro aspecto? La mayoría no nos parecemos a Heidi Klum, ni a Monica Bellucci, ni a George Clooney, ni a Jon Kortajarena. Ya sabemos que ellos pueden ponerse casi cualquier cosa y seguir viviendo en el Olimpo. Pero entre los seres terrenales, ¿para qué nos vamos a disfrazar si carnavales no se celebrará hasta el año que viene y con sólo unos días de preparación apañamos?

Anuncios