Sobre nosotras

Las amarene llegan cuando el calor todavía no aprieta, cuando los días se hacen largos y las noches cortas. De color rojo sangre, su piel brillante esconde una jugosa carne. Suelen aparecer de dos en dos, pero caprichosas, también podéis encontrarlas solas. Parecen inofensivas e incluso ñoñas, pero las apariencias engañan. Pueden estar dulces o, como indica su nombre, amargas. Disfrutad de ellas a cualquier hora o premiaros tras un largo día. Probadlas sin miedo a que se conviertan en vuestro capricho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s